Conoce a Pablo Simons, resolutivo e implicado

Pablo es una persona segura, calmada, empática y deportista. Graduado por la Universidad de Sevilla, es un gran fisioterapeuta con ganas continuas de aprender cosas nuevas.

¿Cuándo te diste cuenta de que querías ser fisio?

Siempre tuve claro por mi personalidad que mi trabajo consistiría en ayudar a los demás, y qué mejor forma de ayudar que proporcionando salud y calidad de vida.

¿En qué estás especializado?

Estoy especializado en lesiones deportivas o traumatológicas aunque también tengo experiencia en campos como la geriatría o o la fisioterapia neurológica.

¿En qué consiste tu trabajo?

Mi trabajo consiste en saber escuchar al paciente para obtener toda la información posible y en función de ella desarrollar un plan de tratamiento con unos objetivos, además de informar al paciente sobre su patología y la prevención de la misma.

¿En qué medida es importante la educación con la salud?

La educación es un factor clave de cara al paciente para que sepa el origen de su patología, en qué consiste, cómo empeora o cómo se evita, pues esta información le es muy útil y necesaria para seguir el plan de tratamiento. Además, consigue una mayor implicación en el mismo por parte del paciente.

¿En qué piensas cuando estás tratando a un paciente?

Cuando trato a un paciente estoy concentrado en los objetivos que quiero conseguir con su recuperación y en su estado emocional.

¿Cuál es la parte más gratificante de la profesión?

Para mí la parte más gratificante de la profesión es mejorar la calidad de vida de los pacientes.

¿Cuál es la clave para ser un buen fisio?

La clave para ser un buen fisioterapeuta es estar atento para saber escuchar, saber leer entre líneas y sacar lo máximo de la información que te da el paciente, además del esfuerzo.

Para terminar, dinos la frase que más encaja contigo como fisioterapeuta

Un buen fisioterapeuta no trata una enfermedad sino trata a una persona.

Un placer tenerte cuidando de Sevilla, ¡encantados Pablo!

Artículos relacionados