Conoce a Aleix Mota, comprometido y empático

Aleix se graduó en fisioterapia el año 2015, en las Escuelas Universitarias Gimbernat. Vivió en Reino Unido 4 años y tuvo la suerte de poder trabajar de fisioterapeuta en un país vanguardista en Fisioterapia.

¿Cuándo te diste cuenta de que querías ser fisio?

Mi vocación siempre fue la sanidad, y concretamente el sistema musculoesquelético siempre me ha interesado mucho. Cuando de adolescente tuve que ir al fisio realmente descubrí lo que era la Fisioterapia y cómo podía ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas.

¿En qué estás especializado?

Como he comentado anteriormente mi campo es la fisioterapia musculoesquelética y en especial me interesa la patología de hombro y las lesiones de los miembros inferiores relacionadas con la práctica del “running”. 

¿En qué consiste tu trabajo?

Mi trabajo consiste en mejorar la calidad de vida de mis pacientes. Saber sus expectativas y sus objetivos y trabajar para alcanzarlos y qué entiendan cuál es su problema y educarlos para que tengan sus propias herramientas para alcanzar sus objetivos.

¿En qué medida es importante la educación con la salud?

Es fundamental en cualquier tratamiento para que el paciente entienda qué le está pasando y qué hacer para que tener control absoluto de su problema y pueda manejarlo con éxito.

¿En qué piensas cuando estás tratando a un paciente?

Pienso en la zona que hay que tratar, pero también pienso que estoy tratando a una persona y entender el contexto de esa persona. Creo que es importante tratar a los pacientes des de un enfoque biopsicosocial. 

¿Cuál es la parte más gratificante de la profesión?

Sin duda cuando mis pacientes alcanzan sus objetivos y el impacto que puede tener en sus vidas. Es muy gratificante.

¿Cuál es la clave para ser un buen fisio?

Saber escuchar de forma activa y entender el contexto de la persona que estás tratando. A partir de ahí proponer unos objetivos realistas a corto y largo plazo, manejando sus expectativas y trabajar en ello.

Para terminar, dinos la frase que más encaja contigo como fisioterapeuta

Cualquier tratamiento debe entenderse como un juego de equipo. El fisioterapeuta debe aportar al paciente las herramientas para poder manejar su problema y alcanzar sus objetivos y el paciente debe comprometerse a hacer un cambio de hábitos. Si uno de los dos falla, el tratamiento no tendrá éxito.

Artículos relacionados