Conoce a Óscar García, responsable y empático

Óscar es un fisioterapeuta empático y responsable, con don de gentes, al que le gusta el trabajo en equipo. Es metódico en su trabajo y le gusta hacer las cosas verdaderamente bien. Su energía y proactividad hacen que tenga muchas ganas de seguir formándose en esta profesión.

Esfuerzo, sacrificio, persistencia y constancia son cuatro términos indispensables en su trabajo. Óscar es fisioterapeuta por la Universidad Europea de Madrid, contamos con él en el equipo de Madrid.

¿Cuándo te diste cuenta de que querías ser fisio?

Mi padre fue diagnosticado de ELA en el 2008. Empezó a ir a una Asociación de Esclerosis Múltiple y fue donde empecé a tener mis primeros contactos con la fisioterapia. Me dejaron ver cómo trabajan desde dentro, haciéndome partícipe del tratamiento de mi padre y me encantó. Además, mis lesiones antes de entrar en la universidad hicieron que visitara al fisio con frecuencia y que me interesara todavía más por la profesión.

¿En qué estás especializado?

Tras finalizar mis estudios de fisioterapia, realicé un curso de punción seca. Lo considero una herramienta muy útil que todo fisioterapeuta debería aprender. Actualmente, estoy estudiando un máster de Terapia Manual en la UAH. Estoy muy interesado en realizar un curso de ejercicio terapéutico para obtener más herramientas para realizar con el paciente. Al finalizar el máster me gustaría hacer osteopatía en la EOM.

¿En qué consiste tu trabajo?

Mi trabajo consiste en valorar exhaustivamente al paciente en términos de dolor y funcionalidad mediante el razonamiento clínico y una buena comunicación, para establecer un diagnóstico fisioterapéutico y poder tratar todos aquellos aspectos que preocupan al paciente, teniendo en cuenta su contexto.

¿En qué medida es importante la educación con la salud?

Como fisioterapeutas contamos con una gran variedad de herramientas no sólo para tratar lesiones y patologías concretas. La salud es algo que debería tratarse desde mucho antes de que la persona precise ayuda de un profesional sanitario. Educar en salud puede ayudar al paciente a mejorar su calidad de vida y a sentirse mejor consigo mismo y eso es algo que deberíamos incluir en nuestros tratamientos.

¿En qué piensas cuando estás tratando a un paciente?

El primer pensamiento que me viene a la mente cuando trato a un paciente es en la mejora de su sintomatología, desde la valoración inicial hasta la reevaluación final, pasando por el tratamiento. Para ello, intento ponerme en su situación, comprender su dolor y qué ha dejado de hacer debido a ello. De esta forma me hago una idea de quién y cómo es mi paciente para poder ayudarle de una manera más eficaz.

¿Cuál es la parte más gratificante de tu profesión?

La parte más gratificante es aquella en la que el paciente se siente satisfecho con tu trabajo y en la que vives en primera persona su mejoría y progresión. Saber que has hecho algo por ayudarle a tener una calidad de vida mejor a la que tenía antes es una sensación inexplicable.

¿Cuál es la clave para ser un buen fisio?

Para mí hay dos claves para ser un buen fisio. Una es la empatía, acompañar al paciente comprendiéndole y escuchándole en su proceso, ponerse en su lugar y ofrecerle un tratamiento de calidad acorde a sus características y necesidades. La otra clave es la perspicacia, tener la capacidad de ver más allá de lo que te cuenta el paciente, tratando de averiguar la verdadera causa de su problema. Además, ser un buen fisio implica ser un buen comunicador y saber transmitir al paciente lo que quieres conseguir de él.

Para terminar, dinos la frase que más encaja contigo como fisioterapeuta

“No hagas con tu cuerpo lo que no te gustaría que hicieran contigo.”

Gracias Óscar, encantados de tenerte en el equipo de UrbanFisio Madrid.

Reserva Fisioterapia

Artículos relacionados