Dolores de espalda en embarazadas

El dolor de espalda es una queja frecuente durante el embarazo. El cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios y como consecuencia, genera adaptaciones que afectan a algunas articulaciones y músculos generando molestias y dolores. Por eso, es muy importante mantener hábitos sanos de posturas y poder prevenir o aliviar el dolor de espalda.

¿Cuáles son las posibles causas del dolor de espalda?

  • Aumento de peso corporal. Es común en el embarazo, la espalda tiene que soportar más peso de lo habitual, lo que significa que el trabajo que hace es mayor para sostener parte del cuerpo.
  • Debilidad del abdomen. El tamaño de la barriga aumenta a medida que avanza el embarazo, eso provoca un estiren y debiliten los músculos del vientre.
  • Llevar una vida sedentaria. Con el embarazo se reduce la actividad física.
  • El estrés.  La aparición del estrés es común en el embarazo, se acumula tensión, lo que puede aumentar la posibilidad de sufrir dolor de espalda.

Posturas de alivio según el trimestre

Dependiendo del trimestre, se pueden padecer mas dolores o menos, pero existen diferentes pautas posturales que ayudan a mejorar. A continuación hablaremos sobre ello según el momento del embarazo en el que se encuentren:

Primer trimestre

El dolor de espalda, aunque no es común, puede aparecer en el primer trimestre por el cambio que se genera en el centro de gravedad. Es necesario evitar posturas que ejerzan presión en la espalda baja como seria estar de pie durante periodos largos o inclinarse hacia adelante.

En esta etapa, es beneficioso mantener la espalda recta y apoyada, lo que sería estar sentada apoyándose en una silla con buen soporte, adaptar siempre una postura adecuada, evitar periodos largos de estar sentadas y realizar estiramientos.

Segundo trimestre

En el segundo trimestre, es necesario tener en cuentan las posturas que alivian del primer trimestre. La barriga aumenta su tamaño, lo que significa que, a su vez, aumentan las molestias. 

  • Al estar sentada, tu cuerpo debe estar alineado, la espalda debe estar recta sin tensión, los hombros hacia atrás y relajados y el pecho elevado y los codos lo más cerca del cuerpo. Es importante que los glúteos hagan contacto con el respaldo de la silla, las rodillas más bajas que la cadera y los pies deben estar apoyados en el suelo.
  • Al estar de pie, es mejor evitar periodos largos e intentar varias las posiciones con frecuencia. Es recomendable mantener los pies ligeramente separados, evitar bloquear rodillas y mantener la pelvis neutra, es decir, ni muy echada hacia detrás ni hacia delante.

Tercer trimestre

En el tercer trimestre, además de mantener las pautas del primer y segundo trimestre, se deben realizar diferentes pautas. Para dormir, evitar hacerlo boca arriba o boca abajo, se recomienda hacerlo de lado con rodillas flexionadas y usar almohadas de apoyo bajo el abdomen y detrás de la espalda. Es importante que las rodillas se mantengan alineadas con las caderas.

A lo largo del embarazo es importante seguir realizando actividad física regularmente para mantener la espalda fuerte y aliviar el dolor de espalda como es caminar, correr y nadar. En la fisioterapia de suelo pélvico además de ayudar a aliviar el dolor de espalda, se establecerá programas de ejercicios y estiramientos que ayudaran a trabajar la biomecánica y estabilidad lumbopélvica.

Si quieres mas información o necesitas ayuda, no dudes en contactar con nosotros. Desde UrbanFisio pondremos nuestros mejores profesionales a tu disposición.

Artículos relacionados