Entrevista a Ángela Gallego, responsable y minuciosa

¿Qué nos puedes contar sobre ti?

Soy Graduada en Fisioterapia, Máster en Osteopatía, Experto en dolor craneofacial, cefaleas y trastornos craneomandibulares. Apasionada del deporte. 

¿Cuándo te diste cuenta que querías ser fisio?

Siempre quise dedicarme a alguna profesión relacionada con la salud, pero me di cuenta de que había tomado la mejor decisión de mi vida cuando traté a mi primer paciente.

¿En qué consiste tu trabajo?

En mejorar la calidad de vida de mis pacientes tanto con mis manos como con los ejercicios terapéuticos y reeducación postural. 

¿En qué medida es importante la educación con la salud?

Es la base de la salud, sin una buena educación aparecerán problemas derivados prematuros que podrían haberse evitado. 

¿En qué piensas cuando estás tratando a un paciente?

Valoro la confianza que deposita en mí como profesional para mejorar su patología e intento que su recuperación sea lo más rápida posible con la mejor calidad. 

¿Cuál es la parte más gratificante de la profesión?

Ser capaz de ver la recuperación del paciente, el bien que podemos realizar es lo más gratificante de la profesión. 

¿Cuál es la clave para ser un buen fisio?

La pasión por la profesión, empatía con el paciente y formación continuada.

Dinos la frase que más encaja contigo como fisioterapeuta

“Antes de curar a alguien, pregúntale si está dispuesto a renunciar a las cosas que le enfermaron” Hipócrates (460 – 370 a.C.).”

El tratamiento de fisioterapia ha de complementarse con buenos hábitos, ya sean posturales, alimenticios o ejercicio. Si alguien únicamente delega su curación al fisioterapeuta está muy equivocado, la fisioterapia es muy beneficiosa pero han de cumplirse las indicaciones para el día a día. 

Artículos relacionados