Entrevista a Borja Estarellas, honesto e implicado

¿Qué nos puedes contar sobre ti?


Soy Borja, fisioterapeuta madrileño, curse mi grado de fisioterapia en la Universidad San Rafael-Nebrija, además cuento con formación en punción seca y en pilates a nivel experto.


¿Cuándo te diste cuenta de que querías ser fisio?


Mi pasión siempre ha sido el deporte, además como en mi familia hay varios sanitarios desde pequeño me han inculcado los valores de ayudar a los demás, algo que me encanta. Por lo que desde que tenía 16 años más o menos comprendí que esta profesión era la mejor manera de compaginar estas dos facetas de mi vida y convertirlas en mi profesión.


¿En qué consiste tu trabajo?


Mi trabajo se basa en ayudar a la gente, tanto a prevenir, como a tratar diferentes tipos de lesiones. Para ello se pueden utilizar diferentes herramientas como la terapia manual, el ejercicio terapéutico así como una correcta educación y concienciación sobre los estilos de vida más saludables, que doten al paciente de métodos para la mejora y el cuidado de
su salud.


¿En qué medida es importante la educación con la salud?


La educación sanitaria es una de las herramientas más importantes que tenemos los profesionales de la salud hoy en día, y por supuesto es nuestra obligación transmitirlo a toda la población para que así ellos puedan beneficiarse de una mejor salud y por lo tanto una mayor calidad de vida.


¿En qué piensas cuando estás tratando a un paciente?


Pienso en realizar una buena valoración del problema, para poder entender mejor lo que le ocurre al paciente, y así poder garantizar un buen tratamiento, asegurándome de que el paciente se sienta lo más cómodo posible durante la sesión.


¿Cuál es la parte más gratificante de la profesión?


Sin duda lo más gratificante de ser fisioterapeuta es la satisfacción personal que te queda al tratar de la mejor manera posible a un paciente y ver como este logra recuperarse.


¿Cuál es la clave para ser un buen fisio?


Para mí la clave de ser un buen fisioterapeuta reside en ser capaz de conectar con los pacientes, ellos tienen que saber que pueden confiar en nosotros para lograr su recuperación y así lograremos una buena adherencia al tratamiento, consiguiendo de esta manera mejores resultados.


Dinos la frase que más encaja contigo como fisioterapeuta


“Es un verdadero privilegio poder hacer todo lo que me apasiona mientras estoy trabajando”

Artículos relacionados