Entrevista a Liczara González, cercana y responsable

¿Qué nos puedes contar sobre ti?
 

¡Hola!, me llamo Liczara, soy venezolana. Me encanta escuchar música, bailar, disfrutar con mi familia y amigos, hacer deporte aunque mi pasión son las telas acrobáticas.

 
¿Cuándo te diste cuenta que quería ser fisio?


Desde pequeña sabía que quería pertenecer al mundo sanitario. La pediatría fue mi primera opción, pero a su vez quería algo que me permitiera conciliar, a partes muy iguales, familia y trabajo. Conocí a una chica cercana a la familia que era fisioterapeuta y empecé a indagar de qué se trataba, me enganchó y decidí estudiarlo. Una vez dentro de la carrera, me sentía cada vez más a gusto. Sentía que encajaba perfectamente en todo, me sentía en el lugar adecuado.


¿En qué consiste tu trabajo?

Mi trabajo consiste en ayudar y enseñar a las personas a recuperar el bienestar que han perdido por algún motivo. En la prevención, en demostrarles que son capaces de hacer cosas que antes ni les había pasado por la mente hacer y que además, lo hacen muy bien. Mi trabajo consiste en buscar soluciones a las dificultades físicas de las personas y ayudarlas a cumplir sus objetivos. En escucharles, ponerme en sus zapatos y hacer todo lo posible por hacerlas sentir mejor.


¿En qué medida es importante la educación con la salud?

Creo que es muy importante, no solo a nivel físico, sino también mental, porque si sabemos como cuidarnos y tenemos un personal sanitario en constante actualización, empático y que se interesa por nuestro bienestar, tendremos las herramientas para una mejor calidad de vida.

¿En qué piensas cuando estás tratando a un paciente?

Pienso en cómo puedo ayudarle con cada movimiento o técnica que aplico, de leer sus expresiones faciales y escuchar las respuestas de su cuerpo al tratamiento.

¿Cuál es la parte más gratificante de la profesión?

Ver alcanzar los objetivos de mis pacientes. Verlos con una sonrisa cuando logran hacer algo que antes, con cara de miedo me decían: “¡no, eso es imposible!”. Cuando me dicen frases como: “¡qué bien me siento!, me has ayudado un montón, ¡muchas gracias!” o un simple: “¡gracias!”, del cual sientes la gratitud en cada letra.


¿Cuál es la clave para ser un buen fisio?

Creo que no existe una clave para ser un buen fisio, cuando haces lo que te gusta, con todas las ganas, de corazón y en equipo (porque el fisio y el paciente son un equipo) pues serás bueno en lo que te propongas.

Artículos relacionados