La importancia de una buena flexibilidad lumbar

Es importante antes de todo que hablemos de la problemática de la zona lumbar, que afecta anualmente al 15-20% de la población, llegando al 50% en aquellos con actividad laboral. Un 1,5-2% se presenta como ciática, además se acepta que más o menos el 80% de las personas tendrá al menos un episodio de lumbalgia en su vida, que será de ciática en el 40%, lo que después de ver los datos epidemiólogos, y sabiendo la gran problemática que presenta, nos damos cuenta que tenemos que poner manos a la obra.

¿En que consiste la lumbar?

La zona lumbar, es una de las más fuertes del cuerpo, pero una de las mas exigidas al momento de hacer una actividad que requiera un esfuerzo físico. Está constituida por 5 vertebras, las más grandes de nuestra columna, cada vertebra tiene un disco intervertebral entre una y otra, que están conformados por una sustancia gelatinosa, llamada núcleo pulposo. Esta, suministra amortiguación a la columna espinal y un anillo fibroso que es cartilaginoso y rodea el núcleo pulposo para mantenerle intacto cuando se aplican fuerzas axiales.

La flexibilidad y su importancia

La flexibilidad es de los aspectos más importantes, ya que es fundamental para mantener la salud y el bienestar de nuestra espalda. La zona lumbar, es una región crucial que soporta gran parte del peso del cuerpo y facilita la movilidad en actividades cotidianas. Por lo tanto, mantener una buena flexibilidad en esta área, es esencial para prevenir lesiones, mejorar la postura y optimizar el rendimiento físico.

Una de las razones principales por las que es importante tener una buena flexibilidad a nivel lumbar, es la prevención de lesiones. La falta de flexibilidad en esta zona puede aumentar el riesgo de sufrir dolores, contracturas musculares y problemas de espalda en general. Al mantener la flexibilidad lumbar, se reduce la tensión en los músculos y ligamentos, lo que disminuye la probabilidad de lesiones y molestias.

Beneficios 

Además, una buena flexibilidad en la zona lumbar contribuye a mejorar la postura. Una postura adecuada es clave para evitar problemas de espalda, cuello y hombros, así como para prevenir la aparición de dolores crónicos. La flexibilidad lumbar permite que la columna vertebral se mantenga alineada de manera correcta, lo que ayuda a distribuir de manera equitativa el peso del cuerpo y a reducir la presión sobre las articulaciones.

Otro beneficio de tener una buena flexibilidad a nivel lumbar es la mejora en el rendimiento físico. Una mayor flexibilidad en esta zona permite una mayor amplitud de movimiento, lo que resulta en una mayor eficiencia y coordinación en la realización de actividades físicas. Ya sea en la práctica de deportes, en la realización de ejercicios de fuerza o en las tareas diarias, una buena flexibilidad lumbar favorece un mejor desempeño y previene lesiones derivadas de movimientos bruscos o incorrectos.

Adicionalmente, la flexibilidad en la zona lumbar contribuye a la salud general de la espalda. Al mantener los músculos y ligamentos flexibles, se promueve la circulación sanguínea y se reduce la rigidez en la espalda. Esto ayuda a prevenir la aparición de problemas como hernias discales, ciática y otros trastornos relacionados con la columna vertebral.


En resumen, la flexibilidad en la zona lumbar es un factor determinante para mantener una espalda sana y libre de lesiones. Al cuidar y trabajar la flexibilidad en esta área, se promueve la salud, se mejora la postura, se optimiza el rendimiento físico y se previenen molestias y dolores. Por lo tanto, es importante incluir ejercicios de estiramiento y fortalecimiento lumbar en nuestra rutina diaria para disfrutar de una vida activa y saludable. 

Si quieres saber más sobre ello o que un profesional te ayude, no dudes en contactar con nosotros. ¡Tu espalda te lo agradecerá!

Artículos relacionados