Cómo prevenir el dolor de espalda

Ejercicios para prevenir el dolor de espalda

Estos ejercicios para prevenir el dolor de espalda. Existen diversas causas como una simple sobrecarga, una distensión muscular o una hernia discal lumbar. El Fisioterapeuta te indicará los ejercicios terapéuticos más adecuados para tu caso.

1. PUENTE

Ejercicios para prevenir el dolor de espalda

Tumbado en el suelo boca arriba. Realice retroversión de pelvis (meta su trasero hacia dentro), active (apriete) la musculatura del tronco y contraiga el ombligo. Luego, apriete fuerte su trasero y mantenga unos segundos 1-2-3, baje al suelo y vuelva a subir en sentido inverso.

2. SENTARSE

ejercicios para prevenir el dolor de espalda

De pie, con la espalda recta y las manos en sus caderas. Separe los pies por el ancho de sus caderas, retroversión de pelvis (trasero hacia dentro). Posteriormente con el peso sobre los talones imagínese que se sienta en una silla, cuente 1-2-3 y vuelva a subir.

3. CAÍDA LATERAL

ejdolorespalda3

Tumbado boca arriba con las piernas dobladas. Pies juntos y apoyados en el suelo. Deje que las piernas caigan a un lado, sin separar los pies entre sí y del suelo; cuente 1-2-3 y repita hacia el otro lado mientras los hombros permanecen sobre la base.

4. CUADRUPEDIA CON ESTIRAMIENTO

ejdolorespalda4

Coloque sus manos a la anchura de sus hombros y sus rodillas a la anchura de sus caderas. A continuación, levante el brazo y pierna de lados opuestos hasta la posición horizontal manteniendo el ombligo contraído.

5. ABDOMINALES CON BALÓN

ejdolorespalda5

Tumbado boca arriba, coloque el balón en su abdomen, con el ombligo dentro. Junte sus rodillas y coloque sus palmas de las manos sobre la pelota. Después apriete con fuerza sus palmas y muslos contra la pelota a la vez que mete su ombligo.

6. FLEXIÓN DE RODILLAS

ejdolorespalda6

Acuéstese sobre una base plana con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en la superficie. Suba las rodillas hacia el pecho con ayuda de los brazos, apriete y mantenga unos segundos. Lleve luego las piernas de vuelta al punto de reposo.

No olvides que más vale prevenir que curar.

Si quieres recibir una atención personalizada de uno de nuestros fisioterapeutas colegiados haz click

Para cualquier consulta que desees hacer no dudes en contactar con UrbanFisio.

Artículos relacionados