Sarah Verdeil, benévola y atenta

Sarah tiene 22 años y lleva 5 años viviendo en Madrid. Le encanta el deporte, siempre ha hecho deporte en su vida desde pequeña, sobre todo el judo a alto nivel. Es alguien muy positiva y sociable y le gusta mucho estar ordenada en su vida.

¿Cuándo te diste cuenta de que querías ser fisio?

Siempre sabía que quería trabajar en el ámbito médico. Pero con las lesiones que tuvo con el judo, he podido ver a muchos fisioterapeutas, y he visto que esto era lo que quería hacer. Estar con la gente, ayudándoles a recuperar.

¿En qué estás especializada? 

Estoy haciendo un Máster en fisioterapia deportiva en la Escuela Universitaria del Real Madrid, así que estoy especializándome en el deporte.

¿En qué consiste tu trabajo?

Mi objetivo de trabajo es de ayudar a los pacientes, que tengan patología o no, a recuperarse, curarse, mejorarse, gracias al ejercicio terapéutico y a la fisiología. También es de prevenir futuras lesiones o patologías, mejorando la fuerza, la movilidad, en personas mayores o menores.

¿En qué medida es importante la educación con la salud?

Para mí, la educación con la salud es fundamental porque es imprescindible entender cómo funciona su cuerpo, para cuidarlo correctamente. Además, la única cosa que nos va a seguir en toda nuestra vida es nuestro cuerpo. De hecho, entenderlo nos permite tratarlo bien, al nivel de la nutrición, del funcionamiento, del movimiento, etc.

¿En qué piensas cuando estás tratando a un paciente?

Pienso en lo que podemos, y cuando digo podemos, hablo del paciente y yo, para mejorar su condición, para quitar el dolor si tiene, y cómo puede evolucionar en el proceso de recuperación.

¿Cuál es la parte más gratificante de la profesión?

Para mí, es de levantarme por la mañana diciéndome que voy a ayudar personas, y de irme a dormir por la noche, sabiendo que he tenido un impacto positivo en la vida de estas personas. Es de sentirme útil a la población, y de tener un objetivo, y seguir con este, que es de ayudar a las personas.

¿Cuál es la clave para ser un buen fisio?

Es la escucha. Porque podemos saber hacer todas las técnicas de fisioterapia, o tener un montón de formaciones, si no sabemos escuchar y entender a nuestros pacientes, no vamos a poder hacer un tratamiento adecuado para el paciente.

Para terminar, dinos la frase que más encaja contigo como fisioterapeuta

“Quien va despacio, va seguro; quien va seguro, va lejos”
Reserva tu cita con UrbanFisio

Artículos relacionados