Tendinopatía: ¿quieres saber más?

Sientes dolor, hinchazón y sientes que has perdido fuerza en el hombro. Vas al médico y te dice que tienes una tendinopatía: ¿quieres saber más?

Las tendinopatías son afecciones que afectan a los tendones, las estructuras que conectan los músculos con los huesos. Estas lesiones pueden surgir debido a diversos factores, como el envejecimiento, el sobreuso o lesiones traumáticas. Comprender estas afecciones es esencial para su prevención y tratamiento adecuado. 

¿Qué diferentes tendinopatías existen?

Existen muchas patologias diferentes, pero existen algunas más habituales que otras. Uno de los ejemplos más comunes de tendinopatía es la tendinitis, que implica la inflamación del tendón. Esta afección puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero a menudo afecta áreas como el hombro (tendinitis del manguito de los rotadores) o el codo (codo de tenista o golfista). Actividades repetitivas o movimientos bruscos pueden desencadenar esta condición. 

Otra forma de tendinopatía es la tendinosis, que implica degeneración del tendón sin inflamación significativa. Esto puede desarrollarse gradualmente con el tiempo debido a la edad, el uso excesivo o la falta de adecuada recuperación después de lesiones. Un ejemplo común de tendinosis es la aquilea, que afecta al tendón de Aquiles en la parte posterior del talón, especialmente en corredores. 

Síntomas y tratamientos

Es fundamental reconocer los síntomas de las tendinopatías, que incluyen dolor, hinchazón, sensibilidad y pérdida de fuerza en la zona afectada, llegando incluso a poder producir una rotura muscular. El diagnóstico precoz es clave para evitar complicaciones y acelerar la recuperación. 

El tratamiento de las tendinopatías puede incluir medidas conservadoras como fisioterapia. Los fisioterapeutas podemos aplicar diferentes técnicas de tratamiento. Entre ellas se encuentran por ejemplo, las siguientes:

  • Diversos tipos de masaje para relajar el tejido muscular
  • Tratamiento neurodinámico.
  • Ejercicio terapéutico gestionando correctamente las cargas
  • Estiramientos analíticos.
  • El “reposo relativo” también es importante, ya que deberemos bajar la carga de trabajo que hacíamos anteriormente, pero nunca parar del todo ya que “el movimiento es vida”.
  • Aplicación de hielo en fases iniciales y posteriormente la aplicación de calor o baños de contraste.
  • En casos más severos, se puede considerar la intervención quirúrgica. 

¿Y cómo lo evito?

La prevención desempeña un papel crucial en la gestión de las tendinopatías. Nuestros fisioterapeutas pueden recomendaros diferentes medidas preventivas, como pueden ser:

  • Evitar el sobreuso.
  • Mantener una buena técnica de entrenamiento.
  • Realizar ejercicios de fortalecimiento.
  • Mantener una adecuada flexibilidad son prácticas esenciales.
  • Descanso adecuado entre actividades físicas.
  • Progresión gradual en la intensidad del ejercicio. 

En conclusión, entender las tendinopatías es vital para su prevención y tratamiento efectivo. Al estar alerta a los síntomas, adoptar prácticas de prevención y buscar atención médica temprana, podemos minimizar el impacto de estas afecciones en nuestra salud física y calidad de vida. Si quieres saber más, no dudes en contactar con nosotros.

Artículos relacionados