URBAN FISIO te pone en contacto con un fisioterapeuta en el que puedes confiar. Nuestro servicio es enteramente terapéutico. El fisioterapeuta acudirá al domicilio con camilla y el material necesario para realizar la sesión. Hemos desarrollado exhaustivos protocolos de protección para garantizar que nuestro servicio se realiza con total seguridad para la salud del paciente y del fisioterapeuta.

Antes de comenzar la sesión:

  • Recomendamos el uso de mascarilla quirúrgica por parte del paciente.
  • Piensa en las alergias o lesiones recientes que tu fisioterapeuta tenga que conocer, y recopila las pruebas de imagen o informes médicos relevantes para la sesión.
  • Prepara un espacio libre de al menos 2×2 metros para poder desplegar la camilla y ventila la estancia.
  • Prepara la “zona sucia” a la entrada de tu domicilio donde tu fisioterapeuta dejará sus pertenencias. Ten a mano si es posible una papelera de pedal o una bolsa, un rollo de papel higiénico y gel hidroalcohólico.
  • Te recomendamos que tengas preparadas al menos dos toallas grandes y una pequeña limpias. Éstas se utilizarán para cubrir la camilla y tu cuerpo.

A la llegada de tu fisio personal:

  • Realiza una correcta higiene de manos y antebrazos antes de la llegada de tu fisio.
  • Tu fisioterapeuta llegará en hora, así que asegúrate de que estarás en casa a la hora de la reserva. En el caso poco frecuente de que el fisioterapeuta llegue tarde, serás avisado por el equipo de atención al cliente o por tu fisioterapeuta directamente.
  • Por favor enséñale a tu fisioterapeuta dónde quieres recibir el tratamiento para que pueda preparar la camilla y el aseo para que pueda lavarse las manos.
  • Tu fisioterapeuta te hará una serie de preguntas sencillas para establecer un diagnóstico fisioterápico y poder adaptar el tratamiento.

Durante la sesión:

  • Ten libertad de comunicación con tu fisioterapeuta sobre el tratamiento y cualquier sensación de dolor o mareo que tengas.
  • No dudes en preguntarle al fisioterapeuta que te explique el protocolo de tratamiento y el número de sesiones que estima para resolver tu problema.

Después la sesión:

  • El fisioterapeuta depositará los materiales desechables en la papelera, y realizará el procedimiento de higiene de la camilla y de sus manos.
  • Después de recibir el tratamiento es recomendable beber agua, no fumar o tomar bebidas alcohólicas durante las siguientes dos horas. El cuerpo necesita eliminar toxinas e hidratarse. Según la respuesta de tu cuerpo puedes tener molestias durante las siguientes 24-72 horas.
  • Tu fisioterapeuta te dará las pautas a seguir para tu recuperación personalizada y te recomendará la periodicidad de las sesiones.
  • Realiza por favor la valoración de la sesión. Si no estás completamente satisfecho con el servicio, por favor ponte en contacto con nuestro equipo de atención al cliente.