Fibromialgia y cómo combatirla

La fibromialgia es uno de los trastornos musculoesqueléticos más comunes en adultos.  Se calcula que tiene una prevalencia global media estimada del 2,7%, siendo de 8 a 9 veces mayor la prevalencia en mujeres que en hombres. Es una condición de dolor crónico complejo que involucra principalmente al sistema musculoesquelético, aunque a menudo los pacientes se quejan de muchos otros síntomas clínicos que afectan a casi todos los órganos y sistemas. Por ello, hoy queremos hablarte de la fibromialgia y cómo combatirla.

Síntomas más comunes

  • Dolor, tanto articular como muscular y de manera generalizada en todo el cuerpo.
  • Fatiga constante.
  • Alteraciones del sueño, llegando a provocar insomnio.
  • Estrés físico, mental o ambos.
  • Problemas cognitivos, del estado del ánimo o déficits de memoria.
  • Otros síntomas como: cefalea, dispepsia, alteración sistema digestivo, entre otros.

Se ha visto que muchos pacientes con fibromialgia asocian factores estresantes con el inicio y las exacerbaciones de su condición. Además, en múltiples estudios se ha visto una asociación entre fibromialgia y traumas o abuso.

¿Tiene tratamiento?

Es importante destacar que la evaluación y el tratamiento de la fibromialgia debe ser holística e integral, teniendo en cuenta la evaluación del dolor, la función y el contexto psicosocial. Se ha visto que es importante usar primero medidas no farmacológicas para el tratamiento de esta patología, ya que el tratamiento farmacológico puede ser útil para aliviar algunos síntomas, pero los pacientes rara vez mejoran sustancialmente sin adoptar estrategias básicas de autocuidado. El tratamiento se puede dividir en cuatro pilares: educación del paciente, actividad física, ejercicio terapéutico, tratamiento farmacológico y psicoterapia.

En el ámbito de la fisioterapia, abordaremos dicha patología con educación del paciente, actividad física y terapia manual.

Educación del paciente

La educación del paciente es un paso importante en el tratamiento para que el paciente comprenda su patología, para tranquilizarles y explicarles las características de la fibromialgia, como que es una condición no progresiva y que no se debe al daño de los tejidos periféricos. También para informar que deberán tener un papel activo y predominante en el tratamiento de su patología.

Actividad física

Como es el caso de otras patologías crónicas, la actividad física es fundamental  y se ha visto que es la recomendación con mayor evidencia científica. Se ha visto que el ejercicio mixto (ejercicio aeróbico, de fuerza y estiramientos) sumado a la educación en el dolor, tienen el potencial de influir en la fisiología cardiorrespiratoria, vascular y neuromusculoesquelética, junto con la psicología y otros factores de comportamiento en adultos con fibromialgia.  El ejercicio, en todo caso, tiene que ir adaptado al paciente y ser progresivo con las cargas.

Terapia manual

Se ha visto que la terapia manual puede disminuir el dolor a corto plazo, aunque por sí solo no ha demostrado tener efectos a largo plazo. Por lo tanto, el masaje nos puede ayudar a corto plazo a disminuir el dolor para poder empezar a hacer más actividad física, que será lo que ayudará a tener buenos resultados a largo plazo. 

A parte de estos tratamientos, se recomienda la psicoterapia mediante la terapia cognitivo-conductual (TCC). Esta intervención usa estrategias de afrontamiento efectivas que pueden usarse a largo plazo, lo cual es muy útil en el caso de una condición crónica como la fibromialgia.  Se ha visto que la TCC a largo plazo mejora el dolor, la discapacidad y el estado de ánimo.

Otras terapias de concienciación corporal 

También se ha visto que las terapias de concienciación corporal como tratamiento complementario pueden tener efectos positivos en el dolor, la calidad del sueño, la fatiga, la ansiedad, la depresión y la calidad de vida. Estas terapias pueden ser el tai chi, el Qi Gong o el yoga.  

Si necesitas mas información o ayuda sobre la fibromialgia, desde UrbanFisio te brindaremos la mejor atención con uno de nuestros fisioterapeutas.

 

REFERENCIAS
  1. Heidari F, Afshari M, Moosazadeh M. Prevalence of fibromyalgia in general population and patients, a systematic review and meta-analysis. Rheumatol Int. 2017;37(9):1527–39.
  2. Sarzi-Puttini P, Giorgi V, Marotto D, Atzeni F. Fibromyalgia: an update on clinical characteristics, aetiopathogenesis and treatment [Internet]. Vol. 16, Nature Reviews Rheumatology. Nature Research; 2020 [cited 2021 Apr 20]. p. 645–60.
  3. Macfarlane GJ, Kronisch C, Dean LE, Atzeni F, Häuser W, Flub E, et al. EULAR revised recommendations for the management of fibromyalgia. Ann Rheum Dis [Internet]. 2017 Feb 1 [cited 2021 Apr 26];76(2):318–28.
  4. Bidonde J, Busch AJ, Schachter CL, Webber SC, Musselman KE, Overend TJ, et al. Mixed exercise training for adults with fibromyalgia. Vol. 2019, Cochrane Database of Systematic Reviews. John Wiley and Sons Ltd; 2019.
  5. Sosa-Reina MD, Nunez-Nagy S, Gallego-Izquierdo T, Pecos-Martín D, Monserrat J, Álvarez-Mon M. Effectiveness of Therapeutic Exercise in Fibromyalgia Syndrome: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Clinical Trials. Biomed Res Int [Internet]. 2017 [cited 2021 Apr 20];2017.
  6. Bravo C, Skjaerven LH, Guitard Sein-Echaluce L, Catalan-Matamoros D. Effectiveness of movement and body awareness therapies in patients with fibromyalgia: A systematic review and meta-analysis. Eur J Phys Rehabil Med. 2019;55(5):646–57.

Artículos relacionados